“todas las personas valen mas que sus peores actos”

La pena de muerte no es nada nuevo, lleva siglos funcionando, hemos enterrado a gente viva; les hemos seccionado la cabeza; les hemos quemado vivos; todos ellos espectáculos horribles. El siglo pasado buscamos métodos mas “HUMANITARIOS” para matar a la gente que no nos gusta. Primero, los fusilamientos; luego fue la cámara de gas, la silla eléctrica, pero descubrimos el método mas “HUMANITARIO” de todos… la doble inyección letal.
Atamos al condenado, se le anestesia con la inyección numero uno y luego se le inyecta la numero dos para que sus pulmones se paralicen y por último la inyección tres le paraliza el corazón. Se le abate igual que a un animal viejo. Su cara se relaja mientras sus entrañas mientras sus órganos luchan por sobrevivir, los músculos de su cara se retorcerían pero la inyección número uno los relaja para que no podamos sentir la sangre sobre nuestras conciencias porque mientras los órganos del condenado se retuercen nosotros miramos tranquilamente y asentimos, “se ha hecho justicia”.
No importa si existen serios indicios de culpabilidad, y ciertamente, poco importa o nada, no es cuestión de inocencia. La pena de muerte es inhumana, sea cual sea la culpa, sea quien sea quien la legalice, ya sea en Cuba o en Iran, en Japon o en EEUU matar para condenar la muerte es un error, ya sea yo, ustedes o el gobierno de turno.

~ por pimpilimpausa en octubre 17, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: